COMPRADOR, CUIDADO
COSTES OCULTOS EN EL SISTEMA DE ENLATADO

¡Cuidado!
El precio de una línea de enlatado es mucho más que el precio de la etiqueta o las latas por minuto.

Instalación

¿La instalación está incluida en tu precio de compra? Las líneas de enlatado deben ser instaladas por su fabricante para garantizar el éxito a largo plazo.

Una instalación incorrecta te hace perder tiempo y producto y acaba costándote dinero.

Formación

Si tú y tu equipo no recibís la formación adecuada, puede producirse un desperdicio de producto, costuras con fugas, piezas rotas y un importante tiempo de inactividad.

Eso supone un gran impacto en el valor que obtienes de tu sistema.

Facilidad de uso

Tu máquina debería ser intuitiva; no quieres malgastar tiempo valioso averiguando cómo usarla o cómo arreglarla cuando las cosas vayan mal.

Compatibilidad

¿Tu máquina puede funcionar con accesorios como el despaletizador, el dosificador de LN2, empaquetadoras de seis y etiquetadoras?

Sería un desperdicio comprar algo que no funcione con el resto de tus equipos.

Durabilidad

¿Está bien construida tu máquina? Esperemos que te permita envasar productos para tus clientes sin parar.

¿Está tu sistema suficientemente bien construido como para resistir el paso del tiempo? Nadie quiere tener que comprar otra línea en un año o dos porque la primera era muy barata.

Adaptabilidad

¿Puede tu línea de enlatado manejar múltiples tamaños de latas y tapas, niveles de carbonatación, volúmenes de llenado, niveles de espuma y condiciones únicas de producto? Si decides cambiar las cosas en el futuro, quieres saber que tu línea podrá ajustarse a tus necesidades.

Capacidad de actualización

Tu negocio crece y cambia con el tiempo. Lo que hoy parece una pequeña producción podría convertirse rápidamente en una gran demanda mañana.

En lugar de comprar sistemas nuevos a medida que creces, asegúrate de comprar uno que sea fácil de actualizar cuando necesites cambiar las cosas.

Operar el sistema

¿Cuántas personas necesitas para operar el sistema? Los costes de personal pueden dispararse si necesitas a medio pueblo para manejar la máquina.

Mantenimiento

¿Tienes lo que hace falta para mantener tu sistema? ¿Es fácil conseguir piezas de repuesto o solucionar problemas con el fabricante? Cada lata es más dinero en tu bolsillo.

No querrás malgastarlo en sistemas que necesiten un mantenimiento constante y sean difíciles de arreglar sobre la marcha.

Tiempo de inactividad

El tiempo de inactividad de una máquina puede suponer un gran obstáculo para cumplir tu programa de producción.

Si tus distribuidores están esperando que les envíes existencias, será mejor que cumplas. Hay demasiadas opciones ahí fuera como para preocuparse por perder ventas.

Cómo afrontar los problemas

Las cosas surgen. ¿Tienes los conocimientos necesarios para saber cómo mantener el oxígeno disuelto en un nivel bajo, mantener un llenado constante y conservar el sabor intacto? Uno de los mayores costes ocultos es consecuencia de la falta de conocimientos.

Asegúrate de contar con un equipo de servicio al cliente que esté ahí para responder a tus preguntas, enviarte piezas o acudir a ayudarte cuando te surjan problemas.

La calidad del producto final

Quieres que tu producto sepa como tú quieres cuando tu cliente abra una lata.
Perderás clientes y dinero si tu producto final está poco lleno, oxidado o sin gas.

Haz lo que tienes que hacer.

Entender el coste de propiedad total es crucial para comprar el sistema más adecuado para ti.