«Quería haceros llegar una nota rápida de agradecimiento, ya que sin vuestra ayuda no habría sido capaz de superar los últimos cinco años manejando una línea de enlatado (y todo lo que conlleva). Todos vosotros me habéis proporcionado sin duda el mejor servicio de atención al cliente y el personal más fiable de este sector o de cualquier otro. A veces puede ser frustrante trabajar con algunos contratistas, vendedores, etc., pero ni una sola vez en estos cinco años con vosotros he tenido que preocuparme por eso. En una industria con tantas personalidades diferentes, todos vosotros habéis construido un modelo de profesionalidad y eficiencia, tanto en la máquina como en el servicio al cliente, y siempre podéis contar con mi recomendación. Aunque el hecho de que me pusiera en contacto con vosotros significaba que estábamos teniendo un mal día, siempre podía mantener la calma sabiendo que podía confiar en vuestra experiencia y meticulosidad. Es una verdadera pena que no todo el mundo funcione del mismo modo, porque el mundo sería un lugar mejor. Bravo, y seguid con vuestro excelente trabajo.»